Paul of Tarsus - 2FruitBearers

Pablo de Tarso

¿Quién era Pablo?

Pablo de Tarso fue una figura prominente en la iglesia cristiana primitiva. Originalmente llamado Saulo, fue un celoso perseguidor de los cristianos antes de experimentar una dramática conversión en el camino a Damasco. Después de su conversión, se convirtió en un devoto seguidor de Jesucristo y dedicó su vida a difundir las enseñanzas del cristianismo por toda la región mediterránea. A Pablo se le atribuye haber escrito muchas cartas o epístolas en la Biblia del Nuevo Testamento. Sus enseñanzas sobre la gracia, la fe y la salvación han influido profundamente en la teología cristiana.

Antes de la conversión de Pablo

Antes de la conversión de Pablo al cristianismo, era un judío devoto y tenía una buena educación en el Antiguo Testamento y en las leyes y costumbres judías, lo que más tarde lo ayudó en su ministerio entre judíos y gentiles. El maestro de Pablo, Gamaliel, era un fariseo muy respetado y miembro del Sanedrín. Es difícil imaginar a un judío devoto como Pablo convirtiéndose al cristianismo, pero en un momento, su vida cambió drásticamente cuando, camino a Damasco, Jesús le habló y lo dejó ciego. Pablo, en ese momento Saulo estuvo ciego por unos tres días hasta que el Señor envió a alguien para sanarlo y ministrarlo ( Jesús resucitó tres días después ).

" Y yendo en camino, llegó cerca de Damasco; y de repente le rodeó una luz del cielo; y cayó a tierra, y oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Y dijo , ¿Quién eres tú, Señor? Y el Señor dijo: Yo soy Jesús a quien tú persigues: duro te es dar coces contra el aguijón ” (Hechos 9:3-5).

Pablo era un líder de la fe

Pablo se convirtió en uno de los escritores más influyentes y prolíficos del Nuevo Testamento. Sus cartas o epístolas a las primeras iglesias cristianas proporcionaron orientación e instrucción sobre la fe y la vida cristiana. Las enseñanzas de Pablo enfatizaron la importancia de la fe en Jesucristo, el amor mutuo y el poder del Espíritu Santo en la vida de los creyentes. A pesar de la persecución y el encarcelamiento, Pablo permaneció fiel y nunca dejó de predicar el evangelio. Su legado ha impactado profundamente al cristianismo y sigue siendo una fuente de inspiración para los creyentes de hoy. Entre muchos de los mensajes de Pablo a los cristianos, nos dice que " peleemos la buena batalla de la fe " (1 Timoteo 6:12), permanezcamos firmes, inamovibles y siempre abundando en la obra del Señor "(1 Corintios 15:58) y Pablo También se afirma en 2 Timoteo 4:7: " He peleado la buena batalla, he acabado mi carrera, he guardado la fe ".

Debemos permanecer fieles

Siguiendo los pasos de Pablo, nosotros, como cristianos, también debemos permanecer firmes en nuestra fe. A pesar de la espiral descendente del mundo y de los desafíos y dificultades que podamos enfrentar, debemos perseverar y mantenernos firmes en nuestras creencias. Al hacerlo, podemos recibir la misma corona de justicia de la que habló Pablo en 2 Timoteo 4:8, "que será dada por el Señor, juez justo, no sólo a Pablo, sino a todos los que aman su venida".

 " De aquí en adelante está guardada para mí la corona de justicia, la cual el Señor, juez justo, me dará en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida. " 2 Timoteo 4:8

Y firme

Mis queridos hermanos y hermanas cristianos, permanezcamos firmes en nuestra fe. Debemos orar unos por otros y ofrecer apoyo a medida que nos acercamos a la venida del Señor. Aunque pueda resultar aterrador y desafiante, si permanecemos fieles, recibiremos la corona de vida que deseamos sinceramente. Por tanto, no perdamos la esperanza. Recuerde que Jesús nos ama y Él es nuestra única esperanza.

“Esperando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa del gran Dios y Salvador nuestro Jesucristo” Tito 2:13

¿Necesitas una Biblia?

2portadores de frutas

Da rienda suelta a tu fe, impacta al mundo

Regresar al blog

Deja un comentario